Buscar
  • globaltherapymallen

Recuperación de pacientes COVID-19: El papel de la Fisioterapia


Durante la primera ola de esta catastrófica pandemia de COVID-19 publicamos un artículo donde animábamos y mandábamos fuerzas a nuestros compañeros fisioterapeutas que desarrollan su trabajo en hospitales, mostrando unas pinceladas sobre su importante trabajo (si quieres volver a leerlo puedes pinchar en este enlace).

Ahora nos toca mostrar el trabajo de los fisioterapeutas y readaptadores que nos ocupamos de la recuperación de pacientes COVID-19, tanto de los pacientes que han sido dados de alta de la fase hospitalaria, como de aquellos pacientes que no han requerido ingreso hospitalario pero se ha visto alterada alguna de sus capacidades funcionales.


Consideramos importantes dos aspectos que toda persona afectada por COVID-19 debería tener en cuenta:

  • Las diferentes manifestaciones en el nivel de afectación de los contagiados, abarcando desde personas asintomáticas hasta ingresos de larga duración en UCI y lamentables fallecimientos. Es importante contar con un profesional que tenga los conocimientos adecuados para intervenir teniendo en cuenta la individualización del tratamiento, adaptándolo a las diferentes necesidades del paciente.

  • Por otro lado, también hay que tener en cuenta que estamos ante un virus respiratorio nuevo, en el que hay muchas incógnitas por resolver. Entre ellas, el desconocimiento sobre la repercusión a medio y largo plazo en las personas contagiadas. Por ello, recomendamos a todos los afectados, con síntomas y sin ellos, llevar a cabo un plan de mejora de la capacidad funcional, en los que se incluya el entrenamiento de la musculatura inspiratoria, la mejora de la capacidad cardiorrespiratoria, el entrenamiento de la fuerza muscular y hábitos de vida saludables. De este modo, nuestro cuerpo estará mejor preparado para actuar ante posibles secuelas o síntomas que pudiesen aparecer a medio o largo plazo y que, como comentábamos, actualmente desconocemos.


La intervención del fisioterapeuta o readaptador se adapta a las necesidades de cada paciente. Además, generalmente, cuanto más larga haya sido la estancia hospitalaria de mayor importancia será la intervención del fisioterapeuta.


El 70% de los pacientes que han estado en UCI presentan importantes disfunciones físicas que precisan de meses e incluso años de tratamiento rehabilitador. Entre las disfunciones más habituales destacan:

  • Disfunciones de la fuerza en musculatura de las extremidades

  • Alteración de la función pulmonar

  • Alteraciones de la marcha

  • Afectación en las actividades básica e instrumentales de la vida diaria

El tratamiento de recuperación en pacientes por COVID en período postconfinamiento, ya sea tras ingreso hospitalario o no, se basa principalmente, en los siguientes pilares básicos:

  • Técnicas dirigidas a mejorar el patrón respiratorio y drenaje de secreciones: habitualmente el sistema respiratorio ve mermada su función, por lo que se utilizan técnicas de fisioterapia que ayudan a aumentar los volúmenes pulmonares, mejorar la expansión del parénquima pulmonar, favorecer la movilidad de la caja torácica y expulsar secreciones.


  • Entrenamiento de la musculatura inspiratoria: La fuerza de la musculatura inspiratoria es uno de los parámetros que indican el estado de funcionalidad del aparato respiratorio tanto en deportistas como en pacientes de patologías respiratorias (pincha este enlace si quieres saber más acerca del entrenamiento de la musculatura inspiratoria). El fortalecimiento de la musculatura inspiratoria es muy sencillo y se puede hacer en el domicilio, a través de un aparato con resistencia a la inhalación (30 inspiraciones, 2 veces al día) va a mejorar la eficacia de la musculatura que se encarga de tomar el aire, aumentando el volumen de aire que entra en los pulmones y por tanto, mejorando la capacidad pulmonar de deportistas, músicos, pacientes cardiorrespiratorios, etc.


  • Programa de ejercicio físico: Una planificación adecuada con ejercicios destinados a la mejora de la capacidad cardiorrespiratoria y la fuerza de los principales grupos musculares mejorará la capacidad funcional del paciente, disminuyendo el grado de fatiga respiratoria y disminuyendo la atrofia muscular que se haya podido generar. El ejercicio físico siempre tiene que ir individualizado y pautado por un fisioterapeuta o readaptador que tenga en cuenta factores como la intensidad, volumen y frecuencia que necesita la persona afectada.

Como conclusión: una buena prevención es mejor que llegar al tratamiento de la enfermedad, por lo que entrenar la musculatura respiratoria y realizar un programa de ejercicio físico es factible y accesible para todo el mundo. Lógicamente no es factor de evitar el contagio, pero son aspectos que junto con otros buenos hábitos de vida, como una buena alimentación, la exposición al sol y el descanso, pueden aumentar las defensas inmunológicas y preparan al cuerpo en unas mejores condiciones de respuesta en caso de que las cosas se compliquen.


¿A qué esperas para ponerte manos a la obra? ¿Necesitas ayuda?

En Global Therapy Mallén encontrarás un equipo multidisciplinar formado por fisioterapeutas, readaptadores y entrenadores, y contamos con la colaboración de profesionales como nutricionista, podólogo, esteticista, etc. Nuestra misión es mejorar la calidad de vida y salud de los que nos rodean, por lo que estaremos encantados de ayudarte.

89 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo