Buscar
  • globaltherapymallen

Suelo pélvico: cada vez menos desconocido

Actualizado: 10 nov 2020

¿Sabes qué es el Suelo Pélvico?


El suelo pélvico es una zona a veces desconocida de nuestro cuerpo (aunque cada vez menos); sí, seas hombre o mujer, tienes suelo pélvico. ¿Por qué recalcamos esto? Porque normalmente las mujeres están más concienciadas de la existencia de esta zona que, junto a músculos, ligamentos, tejido conectivo y nervioso cierra nuestra pelvis por la parte inferior.


Como se puede ver en la imagen, a simple vista parece que el suelo pélvico de la mujer y del hombre son muy diferentes pero tienen muchas más cosas en común de lo que creemos, ya no sólo hablando de la parte músculo-esquelética sino también funcional.

Entre sus funciones destacan contener la micción y la defecación; sostener los órganos como la vejiga, útero, vagina, próstata y recto; la función sexual y la reproductiva.


El suelo pélvico no se encuentra aislado, sino que está acompañado de otras estructuras adyacentes como el diafragma en la parte superior, el transverso del abdomen en su parte anterior, musculatura lumbar en parte posterior y cerrando este "cilindro" el suelo pélvico por su parte inferior. Si se produce cualquier alteración de estas estructuras influirá en el suelo pélvico.


Por otro lado, el suelo pélvico no es una estructura estática, si no dinámica: se adapta a nuestros movimientos, a los cambios posturales y a las presiones a las que está sometido continuamente. Esto hace que tenga que tener una tensión mantenida. Si se debilita puede producir incontinencia urinaria y fecal, disfunciones sexuales, prolapso, dolor lumbar o incluso dolor pélvico crónico, entre otras.


Son varias las causas que puede provocar su debilitamiento, siendo algunas de ellas: el embarazo, el parto, el posparto, la llegada de la menopausia, el estreñimiento, tos y estornudos, una intervención quirúrgica de la pelvis como la histerectomía o prostatectomía, la actividad en músicos con instrumentos de viento y cantantes, la práctica de deportes de alto impacto, posturas incorrectas, el levantamiento de pesos, etc.


Todo esto puede perjudicar tu calidad de vida tanto a nivel social como laboral, por eso la fisioterapia pelviperineal o abdomino-pélvica aborda todos estos aspectos, ayudando a mejorar las lesiones y patologías que puedan existir en el suelo pélvico y en estructuras relacionadas.

En futuros posts iremos abordando este tema tan interesante. Y recuerda, si tienes cualquier consulta no dudes en ponerte en contacto con nosotros: Vanesa, nuestra fisioterapeuta especialista en suelo pélvico, estará encantada de ayudarte.

95 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo